Tiendas Diva's

Diva's está enfocada en ofrecer a la mujer venezolana piezas elaboradas, en su mayoría, por diseñadores de nuestro país, que sean de calidad y complementen la belleza interior y exterior. Busca tu tienda en el C.C Tolón y en el C.C Paseo El Hatillo.

Lo que no sabías de los zarcillos

En épocas bastante remotas, en pueblos como Grecia, Arabia, Egipto y algunos anglosajones, los zarcillos, aretes o pendientes eran usados exclusivamente por los hombres.

Se sabe que en Grecia, la adquisición del zarcillo (como ellos lo denominaban) era el eje de la educación del joven griego a fin de convertirse en un ciudadano.

El poeta griego Homero usaba el concepto del zarcillo para definir la excelencia humana y la superioridad de los seres excelsos como los dioses, así como el valor y la rapidez de los caballos nobles. Por esa razón, si se usaba un arete, definitivamente este era de valor; de oro o plata, con diamantes, esmeraldas y otras piedras preciosas.

En esas épocas no era costumbre que el hombre común usara zarcillos. Si era esclavo, pero de origen noble, se le dejaba utilizar solo uno, lo que denotaba que no estaba completo.

En Asia Occidental, alrededor del año 3.000 A.C, pueblos indios, persas, babilonios, hebreos, germanos, árabes y galos, los usaban como talismán (tanto hombres como mujeres). Llevarlos se consideraba la mejor forma de alejar enfermedades e influencias maléficas, y atraer la buena suerte.

Los aretes consistían en piedras y plantas, hasta figuras que representaban dioses y animales, vegetales u otros objetos. El uso de los zarcillos fue generalizado mundialmente.

En las excavaciones realizadas por arqueólogos en Egipto, Roma, Grecia, Europa, Asia y América, se han encontrado rastros de aretes de todas clases. Los preincas e incas sudamericanos, así como los aztecas, utilizaban aretes de oro con piedras de jade, esmeraldas y turquesas.

Durante el renacimiento, la moda de usar un solo zarcillo se extendió por toda Europa y los piratas se colocaban dos como una característica que los identificara.

En los siglos XVII; XVIII y XIX el uso de los aretes en los hombres casi se extinguió, pues había otras prioridades. Sin embargo, ya en el siglo XX, retornó su uso con bastante profusión y predominaron los zarcillos con una especie de clips, para prensarlos en la oreja sin necesidad de hacer los dolorosos agujeros.

A finales de dicho siglo e inicios de este, la costumbre de hacer agujeritos en los lóbulos de las recién nacidas se convirtió en un hecho muy común, y para alivio de las personas los métodos de perforación han mejorado tanto que el proceso es económico e indoloro.

Cabe aclarar que a finales del siglo XX y en la actualidad, el uso de los aretes es indistinto para hombres y mujeres, y se lleva en ambas orejas. La moda se ha extendido tanto que la clase social, la raza, la edad o el sexo no es impedimento alguno para utilizar zarcillos.

¿Qué te pareció la historia de los aretes? Seguramente no la conocías. En Tiendas Diva´s encontrarás diversidad de modelos elaborados por nuestros diseñadores.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on July 12, 2013 by and tagged , , , , .
%d bloggers like this: